Carácter conformista y derrotista del mexicano

Carácter conformista y derrotista del mexicano
MAS DE GENERAL

Algo sobre la vejez

Día de Muertos

El tercero colaborador fiscal

Los alegatos "de oreja" a regulación

Septiembre
  
JUN
04
2019
Mateo Calvillo Morelia, Mich. Los mexicanos nunca armarán un club como el Liverpool. Si bien, hay algunos casos aislados como el del boxeador de peso completo Andy Ruiz.
Qué espectáculo de lástima ofrecieron los seleccionados de fútbol de la sub 20 en Polonia. Casos hay muchos.
Donald Trump nos hace como quiere, nos humilla y nuestro flamante presidente se agacha con el pretexto de no confrontarse, sus respuestas no están a la altura.
El panorama de México aparece lleno de problemas, de sufrimientos, de estancamiento, de retroceso y de caída libre al desastre. La situación que se viene es trágica, sumamente grave.
Hay una mentalidad fatalista de los mexicanos, no sueñan, creen que nacieron para lo más bajo de la sociedad, no para el triunfo, los primeros lugares, los campeonatos del mundo, no son para ellos. Recuerden lo que realizan más de 100 atletas que asisten a los Juegos Olímpicos.

La historia ha marcado negativamente a nuestra gente: han sufrido una serie de derrotas, de opresión, de humillaciones que han marcado el carácter nacional. Los pueblos indígenas, en sus mayorías, han vivido la dominación de los pueblos poderosos, como los aztecas luego la conquista. Es una larga historia de sufrimiento, de esclavitud.
La situación de pobreza marca a las mayorías del pueblo, están ahí para sobrevivir, con una existencia miserable que no logran revertir, en un círculo de pobreza extrema. En muchos no hay ilusiones de conocer la vida de primer mundo, la felicidad y el triunfo. Es triste que vivan sin ilusiones, para vegetar y repetir destinos dolorosos.
Es tan dura la lucha de los pobres que se sienten obligados a repetir una existencia miserable, de generación en generación.
Son fatalistas, en su mentalidad se repite incesantemente un estribillo: Dios así lo quiso, esta suerte me tocó. En realidad, la mayoría de ellos no logra cambiar su suerte y repiten las mismas historias desde tiempos inmemoriales.
Muchos tienen una imagen lamentable de Dios como alguien que los condena al sufrimiento y a la pobreza, y se complace en ello, alguien que consagra la diferencia injusta y escandalosa de situaciones.

En lo interior, hay un conflicto, porque en momentos de lucidez ellos sueñan con la felicidad y aspiran a la gloria. No logran resolver la contradicción. Tal vez en su inconsciente colectivo está la idea que Dios los va premiar por fracasados y derrotados. No sé si crean en un cambio radical de su suerte en el Reino de los cielos, si vean que Dios los prefiere y que irán por delante cuando Dios los juzgue.
La visión pura de la fe es diametralmente opuesta, sólo una religión burguesa identifica a Dios con los ricos y dominantes. El mensaje que trae Jesús, en la línea de toda la Revelación es la preferencia de Dios por los pobres, humildes, los que sufren.
Los humildes no tienen un nacimiento de nobles, sino de algo mucho más alto, son más que príncipes, son hijos de Dios y herederos del Reino.
La redención de los pobres es imposible en la lógica de pecado y explotación de los poderosos, de los gobernantes. Por eso, fue necesario que Dios tuviera su proyecto y lo preparara a lo largo de los siglos. En el momento culminante, es necesario que Dios mismo tome la condición humana y se haga uno como nosotros y tomare la condición de esclavo. Se hizo obediente a Dios hasta la muerte y muerte de cruz.

Es aplastado por las autoridades corruptas y criminales de su pueblo, queda destrozado, ya no tenía figura humana. Pero Dios lo reivindica y lo exalta sobre todas las criaturas.
Cristo resucita, aparece triunfante, glorioso, inmortal. El Padre Dios lo exalta, lo vuelve a su lugar original, lo sienta en el trono de gloria y de poder, a su derecha en el cielo.
Pero Cristo no va sólo, es el primero del desfile de la humanidad. El introduce nuestra naturaleza en la gloria celeste. Abre el camino para que todos podamos conocer la experiencia de gloria.

Conoce, oh, cristiano, tu dignidad. Únete a Cristo y sigue su marcha a la gloria del cielo.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México