La cultura en tiempos del civid

La cultura en tiempos del civid
MAS DE CULTURA

A la lectura

Óscar Chávez

Aute, el poeta.

Alberto Cortez

Roma
  
AGO
02
2020
Teodoro Barajas Morelia, Mich. En un tiempo plagado de sinsabores motivados por una extenuante pandemia que no concluye y cuyos registros resultan desoladores, un tema adquiere una importancia superlativa: la cultura y las artes.
Ha resultado esperanzador enterarse de iniciativas diversas de grupos de la sociedad que han ocupado tiempo para promover eventos culturales que han despertado una positiva respuesta, festivales poéticos, fomento a la lectura, música, danza y otras manifestaciones han ocupado espacios nutridos de calidad.
En la mayoría de casos, las actividades culturales no han contado con importantes apoyos del sector gubernamental y pese a los obstáculos que pueden suponerse han librado los escollos para lanzar esperanzas vestidas de estética.
Resulta edificante que la sensibilidad en muchos creadores y promotores culturales esté presente en estas horas de incertidumbre para dotar al mundo de otras propuestas, visiones que retratan la otra parte de humanidad que también existe.
La promoción cultural en México y otros países llega en un momento importante, al final no se ha muerto ni está disecada la capacidad de asombro, más allá de que parece que nos hemos acostumbrado a la diatriba, a la precariedad de argumentos de un amplio sector de la clase política que suele tomar distancia de las artes
Regularmente las administraciones gubernamentales no han dedicado mayores esfuerzos ni presupuestos al sector de la cultura. Casi siempre dedican discursos, promesas y enormes lugares comunes, a veces ni eso.
Es el ámbito cultural uno de los tópicos desdeñados por diferentes gobiernos, México vive horas inciertas por la cantidad descomunal de homicidios dolosos, la extensión brutal de los cárteles de la droga y la impunidad que arranca a dentelladas el tejido social, a este cuadro terrible habría que agregar el tema de la pandemia que cobra vidas y provoca incertidumbre, por ello es urgente una política bien definida que promueva el arte en todas las direcciones.
Entre los escándalos políticos, las corruptelas que se destapan desde el drenaje profundo, y la permanente inquina entre los involucrados en la toma de decisiones es cuando se hace más imperiosa la necesidad, la apuesta por la cultura y las bellas artes, evidentemente con mecanismos novedosos, remotos y a través de las plataformas digitales por razones obvias. Muchos grupos ajenos al sector gubernamental ya lo han hecho y esos aportes significan un viento nuevo.
La violencia parida por la inseguridad es letal en cualquier sociedad, nuestro país la padece. Es por ello que el gobierno federal debiera poner el acento en la cultura y las bellas artes para recuperar espacios públicos, los otros niveles de gobierno también debieran impulsar un esfuerzo de dicha magnitud para que los alcances generen resultados que se traduzcan en un mejor vivir.
La pandemia no debe provocar la parálisis, a través de los medios digitales se puede impulsar una política pública enfocada a la cultura, con ello se evita el desgaste del tejido social y la acumulación de señales negativas. Es imprescindible otro mecanismo con novedosos formatos para el impulso del arte si realmente importa otro modelo de convivencia, en el que impere la sensibilidad, la empatía y el robustecimiento de la esperanza.


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México