La Sección XVIII de la CNTE, en su Laberinto

La Sección XVIII de la CNTE, en su Laberinto
MAS DE EDUCACION

Educación: La culpa es de Narciso

Nuevo Ciclo Escolar: 10 aspectos a seguir

Organización, Capacitación y Derecho a Aprender

Libros de texto: la disputa

Cerrando el ciclo escolar
  
NOV
16
2019
Erick Avilés Morelia, Mich. Mientras el sistema educativo estatal vive en una compleja transición, la cual es al menos legal, financiera, administrativa, laboral y operativa, la Sección XVIII de la CNTE está entrampada en su propio laberinto. Su problemática interna le tiene intoxicada.

Aunque intentan aparentar ante la opinión pública y el gobierno poseer beligerancia, poder y fuerza, regir su propia vida electoral les consume muchos recursos, credibilidad y autoridad moral. Esto está fomentado en buena medida por su obsoleto sistema de democracia representativa piramidal, que históricamente sólo ha favorecido la conformación y enquistamiento de úna élite, la cual, con sus abusos, tráfico de influencias, corrupción, redes de intereses y privilegios explican por qué, ante las bases magisteriales, se han ganado a pulso ser identificados como los 'mal llamados democráticos'.

Y sin embargo, se mueve. Se aproxima por fin una elección que relevará a una nomenklatura ya impresentable y repudiada, tal vez con los peores niveles de aceptación de la historia de la Sección XVIII. Fue largamente postergada por el inusitado aferramiento al poder de parte del actual Comité Ejecutivo Seccional, el cual, en lugar de fomentarla, se ha convertido en un lastre para la propia democracia. El proceso, que tendrá su culmen en el VIII Congreso Seccional de Bases (CSB), aún sin fecha definida, no será en absoluto como los tres anteriores. Habrá sorpresas de toda índole. En las elecciones regionales rumbo a la conformación de la Comisión Organizadora, el denominado "Bloque" y sus aliados, como son el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y muchos disidentes del grupo en el poder están arrasando con las votaciones. Habiendo ganado Puruándiro y fraccionado Morelia, es inminente que ganarán Zitácuaro y Nueva Italia, por lo que ya aseguraron desde ahora que llegarán con mayoría de integrantes colocados en la citada instancia, encargada de elaborar la convocatoria para el relevo seccional, definir los puntos finos del proceso, fecha, lugar y hora, entre otras cuestiones. Este Bloque ampliado contará con un escenario favorable para garantizar piso parejo o incluso, ventajoso a sus intereses. Habrá que estar al pendiente de verificar si, al igual que sus predecesores, se convertirán en aquello que juraron destruir.

El grupo hegemónico, el cual se ha sostenido durante la última década en el poder, mantiene una postura convenencieramente institucional, enviando mensajes de llamado a una unidad en torno suyo, llamando a acabar con la violencia, denostaciones y la diatriba, mismas armas con las cuales han sometido a la disidencia, exhibiendo cuales delincuentes a sus opositores vía redes sociales, sin dar jamás elementos probatorios, ni mucho menos llevarlos a debido proceso ante la Comisión de Honor y Justicia, la cual suele armar juicios sumarísimos y sancionar a los opositores excluyéndolos por años, por osar interponerse a los intereses de las cúpulas aún en el poder.

Pero, por los resultados de las asambleas masivas regionales, pudiera estarse aproximando el fín de una larga década de cacería de brujas contra los opositores, si es que las bases y la disidencia interna logran conformar una Comisión Organizadora que se dedique más a garantizar que se haga la voluntad de la mayoría de la base sindical, que a simplemente someterlas mediante la persecución, la cooptación y la amenaza.

Es un hecho: de seguir la tendencia, el Bloque ampliado se alzará con una victoria contundente en el VIII CSB, lo cual significará que los negociadores en el poder entregarán muy malas cuentas a sus accionistas políticos, empresariales y gubernamentales, quienes buscaban tener un incondicional aliado de choque para favorecerse durante el proceso electoral de 2021.

Por esa misma situación, no pueden esperarse sino maniobras desesperadas por parte del grupo aún en el poder, para sumar otro periodo más con la XVIII bajo su égida. Empero, con ello no adviene un escenario catastrófico ni de desastre absoluto, sino de dar una vuelta más a la ya muy torcida espiral de inconsistencias entre el discurso y los hechos. Los recursos gubernamentales llegan a cuentagotas y no alcanzan a satisfacer la voracidad cupular, ni a resolver las necesidades de los más oprimidos, ni tampoco a cumplir las promesas de la nomenklatura. Pierden poder a borbotones.

Hechos como la dosificación de las plazas automáticas indican que ni siquiera la palabra presidencial empeñada puede generar espontáneamente los recursos necesarios para cumplir los caprichos y exigencias de la CNTE y su brazo armado, el movimiento normalista. Por ende, sus banderas se les agotan.

Uno de los golpes más dolorosos que la realidad le asesta a las aún cúpulas de la CNTE es el condicionamiento de plazas automáticas de los normalistas a la disponibilidad, incluyendo la revisión censal previa a la plantilla de personal en Michoacán. Dos obstáculos concatenados que contrastan con las autopistas que, en su imaginario constituyeron la reforma educativa de AMLO, la posterior publicación de lineamientos y la palabra presidencial reiteradamente empeñada de que todoslos egresados de las normales tendrían inmediato trabajo vitalicio apenas una vez concluyesen su carrera.

Además, el tráfico de plazas y espacios se está acotando sustancialmente con la entrega-recepción de la nómina magisterial que se está dando entre la SEP y la SEE. Es un mal momento para pensar que se podrá ganar el proceso electoral del VIII CSB a través de la dádiva y la compra de votos. En todo caso, serán promesas y contratos a futuro, signados con saliva, lo que pudiera permitir que ese tipo de tácticas tengan éxito.

La coordinación institucional entre ambos órdenes de gobierno cerrará el vacío que estuvo aprovechando durante un año la cúpula disidente. Lo que antes lucía como un matrimonio disfuncional se convertirá en una misma autoridad con dos entes asumiendo la misma postura. Esto resultará sumamente frustrante para quienes estaban acostumbrándose a aprovechar la novatez, ingenuidad y falta de empaque político de varios de los funcionarios federales.

La vuelta a la realidad no debe resultarles fácil de digerir. Hoy, los normalistas y sus cúpulas, tanto visibles como invisibles, deben de asimilar que ni la ley, ni los lineamientos ni la palabra presidencial empeñada generan espontáneamente los recursos necesarios para hacer realidad las exigencias normalistas. A pesar de tener todo a su favor, deberán de esperar a que se disponga de los recursos necesarios para dotarles de lo comprometido.

Las grietas afloran. La Región Uruapan, una tribu fuerte, tradicionalmente leal al CEND de la CNTE, se ha bajado del acuerdo de apoyar la federalización de la nómina, dejando en el vacío la sensación de civilidad bajo el cual buscaban negociar recursos ante las autoridades para a su vez repartirlas, con tintes electorales. No permitirán el censo ni entregarán libros de asistencia ni plantillas de personal.

No cabe duda que los de la franja aguacatera buscarán aprovechar las redes de gestión con que cuentan ante el Gobierno Federal y el respaldo político de sus militantes que a su vez están posicionados en diversos partidos. Esta postura obligará a revelar los intereses a quienes están detrás de todos.

¿Quién prefiere ver a la Sección XVIII de la CNTE desunida y quién se sacrificará en torno a la unidad? ¿Quiénes serán institucionales dentro de la disidencia y quiénes quieren prefieren ver al mundo arder con tal de mantener sus redes e influencias en el poder? Las respuestas pronto las conoceremos.

Por otra parte, ¿de dónde y cómo obtendrá combustible la Sección XVIII de la CNTE? Tal vez estamos a punto de atestiguar un golpe de timón del movimiento más grande que se ha conformado al interior del SNTE en sus 76 años de historia.

Otra situación a seguir es la ya consumada división de la Región Morelia, en donde parece insalvable la fractura entre quienes se vendieron como fieles de la balanza durante los tres CSB anteriores. La correa de transmisión del poder, puesta en marcha durante el VII CSB de 2015 por el súbito descabezamiento del eterno líder de la región capitalina, con el paso del tiempo se vio partida en la lealtad; pero eso sí, manteniendo la impronta de la corrupción que le ha caracterizado, siendo la propia base quien exhibió en redes sociales muchas evidencias de los resultados del tráfico de influencias a favor de los familiares y beneficiarios de quienes aún detentan el poder gremial en Morelia.

Por ahora, en su caída, despliegan sus últimos bastiones de reserva, entre ellos, la educación media superior y superior, en donde lanzan presión hacia el gobierno, mediante el reclamo de pagos y bonos atrasados, en desesperada lucha por legitimarse ante sus bases. Como la credibilidad está completamente perdida, buscan obtener recursos y poder que les lave la cara ante la militancia, la cual les conoce de sobra y les padece.

Después de encontrarse a sí mismos, tendrán que salir para reflexionar cómo afrontar la realidad que les embarga: un clima laboral desgarrado, están pisoteados los derechos profesionales de miles de docentes, la formación inicial y contínua están en el abandono presupuestal. Al final, la centralidad del derecho a aprender de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes quedarán como asignaturas pendientes, como prioridades de quinto o sexto orden, dentro de la agenda supramagisterial que denominaron los fundadores de la CNTE como "Proyecto Político-Sindical".

Si logran operar bien la situación, podrán renovar la credibilidad con las bases, la cual han perdido enormemente en los últimos años. Mientras tanto, se recorrerá el laberinto de la disputa gremial, que a su vez es laboratorio de lo que advendrá para Michoacán en breve, una variante acelerada de una compleja apertura del ajedrez político-territorial.

Y usted, amable lector, ¿qué piensa respecto al futuro que le augura a la Sección XVIII de la CNTE en este convulso panorama interno, especialmente teniendo como referencia sus principios fundantes,en torno a la democratización del SNTE y del país?

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles


INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México