Nada que celebrar

Nada que celebrar
MAS DE POLITICA

Los soplones protegidos

Moren y la institucionalidad

El fracaso silencioso de la Nueva Escuela Mexicana.

¿Fraude o agandalle?

La campaña, prioridad de Raúl Morón
  
SEP
17
2020
Marisela López Díaz  Morelia, Mich. Lo inevitable llegó y la pandemia por el COVID-19 se hizo presente en una de las festividades más importantes de nuestro país; la celebración de la independencia, en un hecho histórico y confiados en que no se vuelva a repetir; el tradicional grito de la independencia por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se realizó aparentemente sin gente, dado que dentro de Palacio Nacional, asistieron los miembros más cercanos de su gabinete.

Sin embargo, la realidad es que no hay nada que festejar y muy tarde llegan los llamados, exhortos y peticiones por parte del primer mandatario para implementar las medidas de protección y cuidado sanitario para evitar contagios, por lo que la festividad patria se opacó ante el luto que enfrentan los familiares los 71 mil muertos por coronavirus que se registran en el país.

En característico estilo López Obrador, emanó sus propios "vivas", como: "viva la grandeza cultural de México", la cual por cierto está siendo destruida con los recortes presupuestales y con proyectos como el tren maya que no sólo atentará contra la fauna y flora si no con rastros nativos de nuestro país, señaló también un "Viva a la Libertad", a dos años de su gobierno esta no ha sido respetado especialmente la libertad de opinión y pensamiento, cada vez que puede condena, critica y promueve el odio entre sus seguidores a quienes piensan, se expresan diferente a él y a quienes señalan sus errores.

López Obrador también emanó el "Viva la Justicia", "Viva la Democracia", "Viva la Igualdad", vivas que quedan opacados con su actuar no le ha hecho justicia a las mujeres asesinadas, las ignora y ponen en evidencia lo que algunos ya había detectado desde hace años su misogía; no le queda pronunciarse por democracia cuándo constantemente ataca a las instituciones electorales y sus reglas y manifiesta su resentimiento por no haber ganado en las pasadas jornadas de votación, vive en el pasado y no se ha dado cuenta que ya ganó y le toca responder a los mexicanos.

En un acto tan emblemático como fue el grito de independencia López Obrador, perdió otra gran oportunidad el de reconocer a combatientes de la pandemia, las enfermeras, las y los doctores, a los trabajadores en los hospitales, todos aquellos y aquellas personas que se encuentran en la primera línea de combate, esa noche histórica nuevamente minimizó la crisis sanitaria que hoy enfrentamos y cada apaga más vidas.

Por ello, su llama de esperanza simbolizada con una antorcha en medio del Zócalo capitalino queda opacada y aún más con las promesas que no ha cumplido a los millones de mexicanos que le dieron su voto de confianza.

INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México