Promesas, facilitaron la reelección de Bukele

Promesas, facilitaron la reelección de Bukele
MAS DE INTERNACIONALES

Se reúne Xóchitl Gálvez con Su Santidad el Papa Francisco

Arranca Xóchitl Gálvez gira de trabajo por España

Necesario recuperar relación bilateral México-EU con visión de Estado: Xóchitl Gálvez

México captará 31 mil 141 millones de dólares por visitantes internacionales en 2024

Palestina enfrenta una guerra de ocupación y exterminio
  
FEB
10
2024
Redacción IMNoticias San Salvador, El Salvador. La reelección de Nayib Bukele como presidente de El Salvador no se debe exclusivamente a sí mismo, sino que confluyeron diversas condiciones, entre ellas una clase política viciada ?empresarios, autoridades, ejército?, la sociedad precarizada y victimizada, además del descrédito de la democracia, explicó la especialista del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM, Eva Orduña Trujillo.

Si ninguna de esas circunstancias se hubieran presentado la situación sería diferente, añadió la universitaria al participar en la charla Elecciones presidenciales en El Salvador, organizada por el Seminario Permanente de Análisis Político de América Latina y el Caribe "Eduardo Ruiz Contardo", del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNAM.

En el encuentro académico, desarrollado en formato híbrido, destacó que el mandatario encontró respaldo en una sociedad que buscaba ponerse a salvo de la violencia estructural por parte de las maras o pandillas juveniles, "un cáncer" real, que hacía que viviera aterrada: "niñas y niños reclutados, desapariciones, violaciones sexuales, extorsiones sistemáticas y constantes, pero también la afectación económica.

Aunque continuará siendo pobre, así como fallas a la democracia y a la Constitución, votó por él porque "les prometieron que en un segundo periodo esta situación de la economía y de violencia se solucionarán". Es incuestionable el soporte abrumador y sincero de los electores, una concentración del poder que también le permite la reelección con la participación de los magistrados del tribunal electoral, quienes también realizan una interpretación completamente a modo para "legalizarla".

Jorge Arturo González Ruíz, doctorante del Programa de Posgrado en Estudios Latinoamericanos (PPEL) de la UNAM, destacó por su parte que la plataforma de Bukele es esencialmente populista, enmarca su movimiento como una misión histórica para devolver el poder político al pueblo y arrebatarle el control del gobierno a una élite corrupta constituida por los partidos tradicionales a los que llama "los mismos de siempre".

Es decir, "tiene enmarcado el mismo manual de dictador en el que prácticamente una persona ofrece una solución inmediata ante una crisis que permea en el país, además de prometer la posibilidad de hacer un sentido de comunidad, lo cual le genera fuertes seguidores. Sin embargo, históricamente se han visto consecuencias negativas". Bukele ha establecido leyes a modo que han facilitado su reelección.

En tanto, Salvador Recinos, estudiante del PPEL, indicó que se trata de un fenómeno complejo e interesante para la academia latinoamericana y mexicana.

Expuso que en las recientes elecciones también estuvieron en juego 60 diputaciones que hoy son parte de la Asamblea Legislativa. Se comenta que el presidente salvadoreño y el grupo económico y político que controlan el aparato de Estado desmantela la democracia; sin embargo, desde mi punto de vista debemos cuestionarnos de qué democracia hablamos en El Salvador.

Nos referimos a un sistema fundamentado, efectivamente, en mecanismos liberales representativos y a partir de ahí este planteamiento puede dar luces de una democracia burguesa que sigue manteniendo rasgos oligárquicos. La Constitución que desconoce Nayib Bukele fue redactada por la derecha en 1983.

Hoy no hay oposición. En este momento no existe ningún proyecto político que realmente consolide las bases de un plan de nación que busque también transformar a profundidad las condiciones estructurales que históricamente han existido, aclaró.

El de Nayib Bukele, es un proyecto neoliberal, aunque no ha necesitado privatizar ningún sector porque ya lo estaban la banca, las telecomunicaciones, obras públicas, incluso en 2015 se aprobó ?con el voto del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional? una ley que permite que el ámbito privado tenga acceso a fondos públicos en cierto tipo de servicios.

Hay que reconocer que las reformas de 2021 al sistema electoral prepararon la situación para la jornada electoral en la que más de 85 por ciento de los votos fueron adjudicados a Bukele.

Entramos a la instalación de un nuevo régimen que se dirige hacia su consolidación; tal vez podríamos plantear que sea el del "nacionalbukelismo".



INICIO || CONTACTO
IMARMX .::. by Libre Venta .::. México